portada 2

NO TE PIERDAS LA RIVIERA MAYA

Por regla general, todos los viajes son entretenidos, o por lo menos para mí. A no ser que te ocurra alguna desgracia grave, de todos los viajes suelen guardarse buenos recuerdos. A mí, personalmente, me han perdido maletas que no han aparecido hasta tres días después, han estallado volcanes que han hecho cerrar todo el tráfico aéreo europeo y he tenido que conducir un coche alquilado más de 1000km, pero aun así guardo muy buenos recuerdos y risas de todos los viajes realizados.

Pero hay viajes que recordarás siempre por lo divertido del mismo, por las situaciones graciosas que se acontecen, por las personas con las que estas y conoces, y por las experiencias que vives, y para mí, este, ha sido uno de esos viajes inolvidables.

Como gran amante del mar, siempre quise ir al Caribe, ver ese mar turquesa y esas playas de arena blanca que no quema, a bañarme en sitios impresionantes con la fauna y flora marina de la zona, y a conocer paisajes naturales que no tenemos en nuestro continente. Por eso, cuando mis amigos me dijeron de hacernos un viaje a la Riviera Maya, no lo dudé ni dos segundos. Y realmente, es un viaje que recomiendo a todo el mundo.

Lógicamente, en la Riviera Maya hay tanto que ver, que con una semana no tienes tiempo para disfrutarlo y experimentarlo todo al máximo, pero yo me vengo muy contenta de las excursiones y actividades realizadas, y aunque sé que me queda mucho por conocer, no quería dejar de realizaros mi particular guía para aquéllos que la visitéis por primera vez.

Como a todos los destinos, las formas de viajar y alojarte son infinitas, nosotros elegimos ir como va el 90% del turismo que visita esta zona, es decir, alojarnos en un Hotel Todo Incluido, en la zona de Playa del Carmen. Yo siempre he sido muy detractora de este formato vacacional, pero una vez experimentado, me ha parecido, no solo muy económico, sino también muy divertido, lógicamente si no vas a estar todo el día metido en el hotel y vas alternándolo con excursiones.

He intentado haceros, como en el resto de lugares, recorridos por zonas, pero me ha resultado realmente complicado, por la cantidad de cosas que quería contaros y se me mezclaban unas con otras, y he terminado haciendo un batiburrillo enmarañado nada comprensible, así que creo que lo mejor es que lo vaya contando en plan diario, no solo para organizar bien todo, sino para que a vosotros también se os haga mucho más ameno.

Pero antes de empezar, quería daros algunas recomendaciones:

  • No os olvidéis que la mejor época para viajar es desde Octubre / Noviembre hasta Febrero.
  • La zona de la Riviera Maya no es tan peligrosa como el resto del país de México, pero tampoco tan segura como tu casa. Es decir, es una zona de turismo, al que realmente cuidan mucho porque viven de él, pero como en todas partes, donde hay turismo, también hay mangarrutis… es como si te paseas por la tarde por la Puerta del Sol de Madrid sin agarrar tu bolso, pues lo mismo!! Pero por el resto, la gente de allí es realmente maravillosa, súper atentos y muy agradables.
  • No os sintáis apabullados por la cantidad de excursiones que os van a proponer en el hotel, la compañía con la que hayáis contratado el viaje, los comerciales que te las venden por las playas de los hoteles… todos te ofrecen las mismas y a unos precios impresionantemente altos. Siempre nos habían dicho que cogiéramos todas las excursiones oficiales, en el hotel, etc… por la seguridad y todo eso, pero viendo los precios que tenían, yo ya me veía sin poder hacer ninguna sino quería arruinarme de por vida. Tuvimos la suerte que desde España, a una amiga la recomendaron un taxista de confianza, el cual podía llevarnos a las excursiones que quisiéramos y el tiempo que necesitásemos, simplemente había que establecer el pvp con antelación y lógicamente cuadrar ambas agendas, porque lógicamente lo contratan muchos turistas. Os confieso que al principio estábamos todos un poco inseguros con esta opción, pero en cuanto conocimos a Luis Enrique, todas las dudas se nos fueron de la cabeza, y con él hicimos todas las excursiones, le contratamos durante 3 días completos y una tarde, nos comunicábamos a través de WhatsApp y sin problemas. Él se encargaba de todo, nos recomendaba sitios o nos hacía una ruta con las cosas que le habíamos dicho que queríamos ver, se ocupaba de buscarnos el mejor guía, el mejor precio, nos compraba las entradas, nos llevaba a comer… y él lo iba pagando todo ya que se iba incluyendo dentro del pvp que tú le ibas a pagar al final del día, una forma de despreocuparte absolutamente por todo. Luis Enrique, sin ti, este viaje hubiera sido muy diferente, y lo sabes!!! Por cierto, si al final os decidís por visitar la Riviera, no dudéis en contactar con él, 100% recomendado y garantizado, y me ha dado permiso para daros su teléfono: 52 1 984 130 8075.
  • No cambiéis el dinero. Allí, en todas partes, cogen euros, para comprar, para las entradas, para alquilar… Realmente no merece la pena cambiar el dinero. Nosotros solamente necesitamos los pesos mexicanos en Playa del Carmen, en dos sitios, que lógicamente no eran turísticos, en el supermercado y en un bar, pero en las tiendas o restaurantes preparados para el turismo, en todos, se puede pagar con euros. Además, si necesitáis, en todos los hoteles hay cajeros, de hecho en el nuestro había un BBVA desde el que podíamos sacar sin ningún problema.
  • No os olvidéis llevaros un buen repelente de mosquitos… por las noches caen unas lluvias tremendas, que ellos dirán que no, que son normalitas… pero para nosotros son espectaculres, y los mosquitos pueden llegar a devorarte vivito.
  • Y en cuanto a la comida y bebida… dentro del hotel puedes tomar absolutamente de todo, sin peligros, olvídate del tema del hielo y demás rumores… y fuera del hotel, pues también. A ver, nosotros comimos tres días fuera del hotel y dos de ellos en sitios de carretera y no nos pasó absolutamente nada, nadie se puso malo, ni nada de nada. Y eso que yo soy delicadita del estómago hasta en mi propia casa. Así que no dejéis de disfrutar por ello.
  • No os paséis los días enteros metidos en el hotel bebiendo y comiendo, un par de días en la semana para poder descansar está bien, pero no merece la pena que os perdáis sitios y experiencias tan bonitas por estar metido a remojo en la piscina, por dentro y por fuera… De verdad, hacedme caso.
  • Qué meter en la maleta?? Muy simple, bikinis y bañadores (las chicas meteros uno entero, ya os contaré por qué), ropa cómoda, todo terreno y fresquita. Pantalones cortos y camisetas de tirantes, alguna chaquetilla y deportivas y chanclas de velcro. No os llevéis toallas de playa, en el hotel tenéis, solamente una toalla de microfibra que podáis meter en la mochila sin problemas para las excursiones. Mucha protección solar, algún gorro y gafas de sol. No os hace falta más!

Y después de esto… Espero que lo disfrutéis!!!