Archivos de la categoría DIA 6. COMPRAS EN PLAYA DEL CARMEN

RIVIERA MAYA: DÍA 6. COMPRAS EN PLAYA DEL CARMEN

Al día siguiente, estábamos un poco rendidos después de la paliza del día anterior, y, que como ya os he comentado, nuestra hora de despertarnos, sin quererlo, era sobre las 7 de la mañana, así que decidimos pasar la mañana en la playa del hotel, haciendo snorkel y montando en piragua, uniéndonos a la fiesta de la piña colada y comiendo tranquilamente y de todo en el buffet libre, que este día decidimos probar en otro hotel de la cadena, ya que está permitido entrar en los demás con la pulsera.

Y por la tarde, nos cogimos un taxi en la calle del hotel para ir a pasear y realizar compras por PLAYA DEL CARMEN. La pequeña ciudad es un destino muy preparado para el turismo, yo diría que demasiado, principalmente viven de él. Donde nos dejó el taxi era una especie de centro comercial al aire libre de casitas blancas y repleto de tiendas de firma, para quién lo conozca, a mí me recordó al Rozas Village de Madrid. Una vez salimos de allí, apareces en la plaza principal abierta a la playa y donde se encuentra la iglesia principal, la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, donde parece que se celebran cientos de bodas al año. Sí, a nosotros nos pilló una de ellas.
De la plaza sale la calle principal, la Quinta Avenida, peatonal, muy segura y frecuentada por los turistas, llena de tiendas de recuerdos, de artesanía, restaurantes, bares y discotecas.

IMG-20141019-WA0012

El sitio perfecto donde realizar la compra de detallitos para la familia. Además, en los sitios más pequeños, los comerciantes son super atentos con los clientes, nos estuvieron contando cómo celebraban ellos el día de los Difuntos, una de las fiestas más famosas en México, y… eso hay que ir a vivirlo, si repito alguna vez este destino, va a ser coincidiendo en la fecha.

IMG-20141019-WA0015

Dato curioso que nos sorprendió, allí la venta de ciertas sustancias parece ser normal, ya que en cada esquina nos iban ofreciendo en voz alta y hasta con una frase bastante graciosa: “Tengo farlopa para la tropa”.

Pues al igual que todo el mundo, aprovechamos para realizar nuestras compras del viaje por la avenida. IMG-20141019-WA0014Como algunos queríamos llevarnos regalitos alimenticios para España, nos adentramos más hacia el interior hasta hallar un supermercado de comida donde comprar café, chocolate, dulces típicos… vamos, lo mismo que en las tiendas para los turistas, pero más barato. Y luego, en una callecita perpendicular a la principal, nos tomamos unas cervecitas en una terraza de un bareto en el que éramos los únicos turistas, donde estuvimos muy a gusto, sin pagar a precio de guiris, y os puedo asegurar que totalmente sin ningún peligro.

Para la vuelta, a coger otro taxi en la plaza de la ciudad y para el hotel a volver a ponernos como cerditos con el buffet libre.

Ah! Que no se me olvide. Recomendación. Estos taxis que cogíamos en la calle para desplazarnos, igualmente establecíamos el precio antes de subirnos, importante, para que luego no tengáis problemas. Les decís a dónde queréis ir y que cuanto os va a llevar. Totalmente seguros.