TERMINAL DE VIAJEROS

No, no somos viajeros profesionales que se han recorrido todo el mundo, con patrocinadores y con invitaciones a los mejores hoteles o restaurantes. Somos como la gran mayoría de vosotros, que tenemos nuestros trabajos rutinarios, nuestros pagos de facturas mensuales, que vemos la televisión antes de irnos a la cama… pero que en cuanto tenemos unos días libres, nos encanta cogernos una maleta y patearnos otras ciudades, conocer otras comidas y, sobre todo, tener experiencias divertidas que luego podamos comentar a la vuelta, da lo mismo que sea a 1000 o a 100 Km del hogar.

Y aquí nos juntamos todos, en Terminal de Viajeros. Una lugar donde, si estás preparando un viaje, aunque sea solo de un fin de semana, puedes conocer experiencias de otros viajeros, apuntar sitios de interés o realizar algún recorrido recomendado, por personas como tú, que viajan de la misma forma que tú y que no te van a vender el restaurante de turno.

Esperamos que disfrutéis navegando por nuestras diferentes estaciones, podáis coger ideas, realizar alguno de nuestros recorridos, o simplemente, divertiros leyéndonos.

LA AUTORA

Siempre he sido una apasionada de los viajes y de sus guías. Me encanta mirármelas y estudiármelas antes de visitar un sitio, aunque sea a 100Km de mi casa. Y soy una fanática de la organización, porque no quiero perderme absolutamente nada. Incluso llegando a veces a ser una obsesión, la cual es conocida por todos los amigos con los que he salido de viaje. Incluso en el Port Aventura, sino organizo el día contando con lo que queremos hacer y el tiempo de colas de cada atracción, estoy desorientada, como si estuviese perdiendo el tiempo yendo de un lado para otro como pollo sin cabeza. Y con guías de viaje, no solo me refiero a las impresas, sino también a todos los blogs en la red. Y luego, cuando estoy en un sitio me gusta guardar los tickets, las tarjetas, las postales, tengo muy buena memoria, pero a veces para recordar los nombres no es suficiente. Y a la vuelta, soy de las maníacas de la clasificación de las fotos, ponerles etiquetas, y hacer algo que en los tiempos digitales que vivimos, muy poca gente hacemos… imprimir las fotos y seguir rellenando álbumes y marcos de fotos.

Siempre he pensado en realizar un blog, pero piensas, por un viaje que hayas hecho a ese sitio no eres para nada experto en ese lugar, ni mucho menos lo que a ti te ha apasionado le vaya apasionar a otras personas, y además siempre tienes que estar renovando, ya que estamos en un mundo que todo cambia, y tan rápido… que el restaurante magnífico donde tuviste una cena maravillosa puede que la próxima vez que vayas ya lo hayan cerrado (sí, me ha pasado).

Pero como siempre al final termino recomendando viajes y lugares a la gente, y todos terminan encantados, y todo el mundo me anima a escribirlo… me he dicho, por qué no!! Así que cuando me puse a realizar este blog, no quería uno como los tantos que hay, todos con la misma estructura y contenido, con esas listas de “los 10 sitios más…”. No, uno vivido en tus experiencias y en tus gustos, y por qué recomiendas ese sitio y no otro, con ideas para organizarse las visitas en los destinos, o anécdotas que te hayan sucedido y puedan a ayudar a otros viajeros. Además soy de las persona que piensan que no de todos los lugares que hayas visitado, puedes realizar recorridos, recomendaciones o sugerencias. Yo he estado en muchos sitios de los que sería incapaz alojar en este blog, o bien porque no me han entusiasmado o porque el motivo del viaje era otro, totalmente diferente, al de fundirte en él. Y yo, si no me enamora… lo siento pero no.

Antes de empezar quiero dejar claro dos cosas. La primera es que todas mis recomendaciones son basadas en mis propias experiencias y gustos, es decir, os aseguro que aquí no hay amiguismos en las recomendaciones ni nada por el estilo, y todos son sitios en los que he estado personalmente. Y segundo, es que como podéis apreciar, las fotos son propias y no profesionales, ahora parece ser que todo el mundo es fotógrafo con sus mega cámaras mega carísimas… y que la mayoría no sabe ni utilizar… no, las mías son como las de cualquier “turista”, eso sí, intentando captar siempre la mejor imagen de cada momento.

Espero que lo disfrutéis leyendo tanto como yo escribiendolo.